Me tomé la libertad de desmentir aquel dicho que aclama que “Nadie es profeta en su tierra”. Sin indagar mucho, en una de las primeras búsquedas de Google encontré esta cita que explica el origen de la frase:  “Tal vez por el exceso de confianza o por pura envidia, aquellos que se destacan o brindan buenos ejemplos o consejos entre los suyos, no tienen la suerte de ser escuchados”.

Bueno, como la leche no se repite tengo dos argumentos sólidos y vividos en primer plano para demostrar que Rawayana es una banda preocupada por el público y que está dispuesta reventarse la espalda para dar el mejor show que puedan hacer… y la gente les responde.

VALENCIA:

Tuve la oportunidad de viajar con la banda a ver el toque que inicialmente estaba pautado para el pasado viernes 9 de diciembre. A pesar de que el clima jugó en contra para muchos, a mi me mostró una cara de la banda que desconocía. 

El toque fue suspendido por lluvia.  La desesperación de la gente que ya se encontraba en la puerta del evento produjo un impacto tal en los miembros de la banda que, a pesar de ser amigos cercanos,  nunca había visto en semejante comportamiento. Miradas frustradas, decepción y una gran preocupación por tratar de revertir la situación eran los elementos principales de la atmósfera. Todo, a los ojos del público, parecía una mala decisión.

Lo que comenzó para mi como una visita de un día se pudo haber convertido en un fin de semana incómodo, en donde una banda que atravesaba un momento difícil tuvo que, además, calarse a este pajúo. Al menos yo no le daba otra lectura hasta que los Rawa, en medio de esa tormenta, me ofrecieron quedarme  con ellos durante todo el fin de semana. ¡Vaya gesto!

La nueva cita era el domingo a las 2:00 pm pero a la gente le pareció mala idea por el calor y a través de las redes sociales se hicieron notar.  La banda salió en busca de sistemas de riego para habilitar puntos de agua en los que la gente se refrescara.  Así se fue construyendo el panorama y a eso de las  3:00 pm ya estaban más de 2.000 personas en el lugar esperando que Akapellah diera inicio al evento.  El gordo la mató y dio paso para que Apache siguiera calentando los motores.

Todos los males anteriormente mencionados parecían haberse olvidado, ahora se encontraban casi  3.000 personas de frente a la tarima gritando a todo pulmón el nombre de la banda. ¿Casualidad?

¡Ni de vaina!

   

CARACAS:

Desde temprano la gente estaba haciendo cola y se aproximaba, de manera irreversible, un evento masivo que tenía como objetivo bautizar la más reciente producción discográfica de la banda.

Mi vida asistiendo a conciertos en Venezuela es relativamente corta pero no recuerdo un concierto de esa magnitud desde las mejores épocas de Desorden Público o Papashanty Sound System. Me  atrevo a decir que quienes estuvieron presentes fueron parte de un momento histórico en la música venezolana y por esa misma razón sentí que asistir era una obligación.

La banda que comenzó como un proyecto de joda entre panas, estaba ahí, con la Francisco de Miranda explotada de gente que no paró de corear todos sus temas.  ¿Casualidad?

¡Ni de vaina!

Sin duda han sido años de trabajo ininterrumpido y decisiones bien tomadas.

¿La parte obvia del evento de la Francisco de Miranda? La necesidad de hacer estos acercamientos culturales y la importancia que tienen para la gente.

¿Lo nuevo?

La consagración oficial de Rawayana como una GRAN banda.

P.D: Este escrito es completamente ajeno a los gustos musicales que puedas tener. Se trata  de mostrar reconocimiento hacia una banda que lo da todo; quien no lo reconozca puede que sea por exceso de confianza o por pura envidia.

 

Agradecido con la Familia Rawayana:

Yein González – Ing. FOH

Carlos García – Ing. MON

Jeremy Danis – Ing. ILUMINACIÓN

Milko Chirinos – Stage Manager

Alexander Gamardo – Drum Tech

Pedro Farías – Drum Tech

Delfin Salas – Guitar Tech

Christian Gall – Tour Manager

Heeclif Guerrero – Seguridad

Anjuber Marrero – Conductor

Alberto Montenegro

Alejandro Abeijon

Antonio Casas

Andrés Story

Eddie Cisneros

Marcel Davila

Joel Martínez

Eric Chacón

Diego Celi

José Corredor

—- —- — —- —- — —- —- — —- —- —

Escrito: Pavlo Castillo.

Fotos Caracas: Claudia De Lima.

Fotos Valencia y portada: José Corredor.

  • Pin this page
  • Share this on WhatsApp
  • Share this on tumblr

comments