El 2018 fue un año increíble para el mundo del cine, se vino un renacimiento real del género de horror, Cuarón volvió a la pantalla grande (y chica) con una película neorrealista en el 2018, películas que no pintaban mucho en cartelera se volvieron en hitos indie como lo fue Mandy, muchas personas salieron desmayadas de películas como The House That Jack Built y Suspiria, y mil otros sucesos cinematográficos hicieron este año excepcional.

Todavía me faltan muchas películas por ver entre ellas The Favourite, Spiderman into the Spiderverse, Suspiria, etc. Sin embargo, desde principio de este año he estado anotando pelis que particularmente me han marcado y que siento son reflejo de lo que fue este 2018 para muchos. Sin realmente un orden jerárquico, porque sino verían este top en febrero ’19, aquí está mi top 12 (porque top 10 es imposible para mi)

Hereditary

La ópera prima de Ari Aster todavía sigue atormentando mis sueños con secuencias realmente horribles (¡no lean spoilers!) y situaciones familiares terribles que pueden reflejarse en cualquier situación donde algún familiar se haya fallecido, pero sin demonios y ritos satánicos. Hereditary reafirma lo que el Babadook y Get Out empezaron hace unos años: el horror volvió sin pretensiones de ser de alta alcurnia (como algunos se enfrascan en llamarlo) para aterrorizarnos donde de verdad nos duele.

 Disobedience

El cine LGBT en los últimos años ha marcado pauta en todos mis tops de los últimos años, desde Carol (2015) pasando por Call Me By Your Name (2017) hasta Stranger by the Lake (2013) creando de historias de romance doloroso pero sublime. Este año Sebastián Lelio, ganador del Oscar por una Mujer Fantástica, cuenta el romance prohibido de dos mujeres dentro de una comunidad judía ortodoxa, y el resultado es una historia de humanidad, desobediencia y perdón absoluto que me tenía en lágrimas todo su final. También contiene la mejor escena de amor del 2018 y excelentes actuaciones de todo su elenco, especialmente de Alessandro Nivola.

You Were Never Really Here

La directora escocesa Lynne Ramsay vuelve a las pantallas con una cinta potentísima protagonizada por un eléctrico Joaquín Phoenix, retratando a un veterano de la guerra con PTSD agudo que rescata a niñas y mujeres que han caído presas de tráfico sexual. Tiene una de las mejores escenas de muerte y dolor de este año, y vuelve a marcar a Lynne Ramsay como una de las mejores directoras de las últimas dos décadas.

Burning

El auto surcoreano Lee Chang-Dong logra retratar de manera muy íntima las realidades sociales de su nación, sin embargo, sus personajes apelan a cualquier persona que vea este increíble film. Cine prodigioso de Corea del Sur, un poco lento para las audiencias más rápidas, pero su final espeluznante hace que el tiempo valga la pena.

 Private Life

Paul Giamatti y la increíble Kathryn Hahn (que se merece todos los premios de la temporada) protagonizan este drama sobre una pareja que pone su matrimonio en una cuerda floja mientras navegan el mundo de la reproducción artificial. Meláncolica, tierna y terrible la cinta dirigida por Tamara Jenkins muestra una realidad que realmente me cautivó. Lo mejor es que está en Netflix así que la pueden ver ya.

 Mandy

Si hace unos años me dijeran que una película de Nicolas Cage estaría en mi top del año nunca les hubiese creído. La verdad es que Mandy de Panos Cosmatos es una cinta tan particular y diferente a lo demás que vale verla múltiples veces; es el film más metal del 2018, pero al mismo tiempo su melancolía te llega a los huesos.

Revenge

Revenge es una cinta que empieza con una temática explotativa bastante marcada que en principio me molestó pero después de algunos acontecimientos terribles se vuelve otro monstruo que su directora Coralie Fargeat maneja con una destreza prodigiosa. Si te gusta el gore tan característico de la Nueva Ola Extrema Francesa esta peli es para ti 100%.

Roma

Probablemente la película que se lleve todos los premios esta temporada, los merecería cada uno de ellos y más. Alfonso Cuarón vuelve a la pantalla con una mirada profunda dentro del amor y desigualdad de su infancia y país, todo a través de los ojos de su Nana, una mirada bastante controversial pero que considero es completamente honesta y humana. El film explora el orden y el caos latinoamericano, y como esto puede cambiar en lo que parece ser un parpadeo. También la puedes ver ya porque está en Netflix, pero si tienes la oportunidad de verla en el cine hazlo.

Game Night

Game Night parece cualquier película de comedia dominguera pero te sorprende de la nada con bastantes puntos de giro y decisiones estéticas que no se ven en las películas de este género. Me reí de principio a final, y son risas que aún recuerdo.

The Rider

La segunda cinta de la directora Chloé Zhao explora la historia de una estrella del rodeo que tras un accidente no puede hacer más lo que más ama, la película trata una historia real pero ficcionada interpretada por sus protagonistas reales. Un experimento excelente entre ficción y documental, The Rider emociona y cautiva.

Madeline’s Madeline

Otra cinta completamente experimental que trata de una adolescente con problemas psicológicos que se adentra en el mundo del teatro experimental. Realmente un éxito de una narrativa excepcional y completamente diferente a lo que estamos expuestos en las salas, también tiene uno de los mejores trailers del 2018.

 Cam

Cam fue una real sorpresa de medianoche sabatina en Netflix. Explora todas las ansiedades que se pueden sentir dentro de una red social y del constante peligro de que nuestra identidad sea copiada. También, al ser escrita por una former cam girl, explora el tema de la prostitución online de manera completamente abierta y sin prejuicios.

comments