Cuando se impide que el ciudadano común realice sus labores diarias de manera normal, muchas de las actividades de esparcimiento quedan relegadas a encuentros fortuitos. Al parecer no hay espacio para el entretenimiento. Sin embargo, para que el hombre pueda desarrollar todas sus capacidades necesita de esos refugios donde pueda recrearse, orientarse, hacer catarsis y recuperar fuerzas para seguir en su lucha diaria.

El cine representa uno de esos templos de lucidez donde el ser humano se reencuentra consigo mismo a través de narrativas audiovisuales que permiten la retroalimentación cultural, la empatía y el reflejo de su comportamiento en una sociedad que, paradójicamente, se muestra cada vez más deshumanizada. El pasado, el presente, el futuro, la fantasía y la realidad han servido  de marcos referenciales para contar historias conmovedoras que inspiran a la gente que reconoce su historia en una pantalla. En este sentido, si te invitáramos a ver una película en estos momentos, seguro sobraría quien nos tilde de superficiales y poco serios. Entendemos que la doble moral del venezolano aflora aún más en situaciones como estas pero nos valemos del accionar de Wiston Chuchill quien, ante la propuesta del Congreso Británico de suprimir el presupuesto asignado a la cultura durante la Segunda Guerra Mundial y redestinarlo a gastos militares, dijo: “¿Quitarle el presupuesto a la cultura? ¿Suspender sus funciones? ¡Entonces para que luchamos!”.

Partimos del placer culposo que genera el enriquecerse culturalmente en medio de estas  circunstancias para recomendarte 7 producciones cinematográficas que -consideramos- todo venezolano en resistencia debería ver.

A LAS SOMBRAS DE LAS MUJERES

LA NOCHE DE LOS LÁPICES

WINTER ON FIRE

THE SQUARE

DEFIANCE

I AM NOT YOUR NEGRO

BRAZIL

 

 

 

  • Pin this page
  • Share this on WhatsApp
  • Share this on tumblr

comments